19. junio 2021

Como combatir el perfeccionismo

Lo admito. Soy un perfeccionista. Tengo el honor de pertenecer a ese grupo de personas que creen que todo tiene que hacerse de forma perfecta. Ese privilegiado que sabe cómo las cosas deberían ser en su estado ideal. Ese que no se contenta con nada casi nunca. Si, correcto, toda mi vida he sido un perfeccionista. Nunca me di cuenta. Quizás tu también lo seas. Apostaría que algo hay en ti. Si has llegado a este texto es posible que de alguna forma se te haya caído la venda de los ojos. Si amigo tu también eres de mi grupo. No te preocupes, estamos aquí para ayudar. Hoy vamos a dar un pasito para liberarnos.

El perfeccionismo es una necesidad latente de prestar atención a los detalles. Meticuloso. Ideal. Inacabado. En ocasiones lo vas a sentir como esa sensación de bloqueo que surge cuando quieres empezar algo. También esa sensación de estrés que te inunda cuando tienes que hacer cosas. Especialmente vas a sentir su presencia en la sensación de que algo está inacabado, que necesita una revisión más. Siempre una más. Miedo en su estado puro. Nos declaro culpable.

Esto necesita ser revisado una vez más. Siempre una más.

Pero bueno, no demonicemos a nuestro buen amigo el perfeccionista. Existe una razón por la cual el reside en nosotros. No debemos castigarnos innecesariamente ahora. Usemos esa energía para un mejor propósito: Romper la barrera de entrada al pragmatismo.

Si buscas en internet, descubrirás que la causa de muchas enfermedades, incluido el burn-out El perfeccionismo es la punta del iceberg. Aquello que se ve, pero que oculta creencias y aprendizajes que hacen que el perfeccionismo se oculte bajo altas expectativas, grandes objetivos.

Voy a darte algunos consejos desde mi humilde experiencia. Empieza poquito a poco, sin expectativas sobre el resultado. Haz pequeños gestos de coraje, atrévete a ser imperfecto. Entrega ese documento que parece inacabado y mira que sucede. Empieza con aquello que siempre has querido, simplemente por empezar, sin meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *